Ted bundy de perfil durante el Juicio.

1 Ted Bundy.

Estimados lectores, os presentamos esta nueva sección de la web itercriminis.com, en la que analizaremos un elenco de personajes, asesinos seriales en su mayoría, intentando desgranar su perfil criminológico.

Hemos pensado empezar con Teodore Robert; “Ted Bundy”, en esta entrada y las que seguirán, mostraremos el estudio del perfil criminológico de este asesino en serie de los Estados Unidos de América. Para ello, se procurará hacer un recorrido acerca de su personalidad psicopática, además de analizar su modus operandi, descripción de los crímenes cometidos, firma, perfil geográfico…

Comenzaremos con una exposición de las características biográficas y del estilo de vida del individuo objeto de esta presentación, así como un recorrido por su actividad delictiva, para más tarde, pormenorizar su perfil criminal, teniendo en cuenta que muchos de los datos necesarios para realizar esta tarea no son de dominio público, se tratará de hacer de la manera más rigurosa posible.

Ted Bundy, un asesino en serie.

Theodore Robert “Ted Bundy” nació en Burlington, Vermont, Estados Unidos el 24 noviembre de 1946. Hijo de Louise Cowell y Lloyd Marshall (Quien no reconoció nunca a Ted Bundy como hijo y al que nunca conoció) e hijastro de Johnnie Bundy. Fue ejecutado en la Prisión Estatal de Florida en el condado de Bradford el 24 de enero de 1989, en la silla eléctrica.

Pasó sus primeros años de vida junto a sus abuelos maternos, ejerciendo estos de padres, creyendo que efectivamente lo eran, así como que su madre era su hermana mayor. Mantuvo relaciones afectivas con Stephanie Brooks (1967-1969/1973-1974), Meg Anders (1970-1976), Carole Anne Bonne (1980-1989) siendo padre de una niña con esta última relación.

Resumiendo su carrera delictiva podría decirse que fue un asesino en serie, secuestrador, violador y necrófilo, quien asesinó a numerosas mujeres y niñas en la década de los ’70, y aunque no se pudo demostrar, muchas lecturas hablan que más crímenes podían haberse cometido anteriormente.

Bundy era considerado guapo y carismático por sus jóvenes víctimas femeninas, rasgos que explota para ganar su confianza. Normalmente se acercaba a ellas en lugares públicos, simulando una lesión o discapacidad, o se hacía pasar por una figura de autoridad, antes de dominarlas y agredirlas en lugares más apartados. A veces repasaba las escenas secundarias del crimen durante horas y realizaba actos sexuales con los cadáveres interactuando el mayor tiempo posible con sus víctimas. Decapitó  al menos a 12 de sus víctimas, en alguna ocasión mantiene algunas de las cabezas en su vivienda por un período de tiempo a modo de recuerdo. En otras ocasiones, simplemente irrumpe en las viviendas durante la noche y apalea a sus víctimas mientras dormían hasta dejarlas malheridas o muertas.

Inicialmente fue detenido en Utah en el año 1975, en un control rutinario de carreteras del que Bundy intentó zafarse pero, no encontraron mas que pruebas circunstanciales por lo que no pudieron imputarle los asesinatos y fue puesto en libertad, convirtiéndose en el principal sospechoso de una larga lista de homicidios sin resolver en varios estados.

En el año 1976 Ted Bundy fue juzgado por secuestro agravado, donde fue identificado por su víctima, Carol Da Ronch y fue condenado a 15 años de prisión.  En Colorado se le imputaron cargos por asesinato. Fue sentenciado a tres condenas de muerte en dos juicios separados por los homicidios de Florida.

Bundy despidió a sus abogados y decidió defenderse él mismo, con esta excusa se le permitió visitar la Biblioteca de la Corte de Aspen, Colorado,  a fin de preparar su defensa, momento en el que aprovechó un descuido en su custodia y saltó desde la ventana de la biblioteca. Logró eludir a la policía durante 6 días y sobrevivió robando y durmiendo en una caravana abandonada. La policía lo atrapó cuando trataba de robar un vehículo.

Volvió a escapar de nuevo en enero de 1977 y huyó a Chicago y Florida, usando el seudónimo de Chris Hagen.

En prisión, los médicos le efectuaron pruebas psicológicas y toxicológicas concluyendo que no era psicótico, ni drogadicto o alcohólico y que tampoco sufría algún tipo de daño cerebral. Los resultados de las pruebas permitieron seguir preparando procesos en su contra.

Murió en la silla eléctrica, en la prisión de Raiford, en Starke, Florida, el 24 de enero de 1989. El Biógrafo Ann Rule lo describió como “un psicópata sádico que disfrutaba del dolor de otro ser humano y el control que tenía sobre sus víctimas, hasta el punto de muerte, e incluso después”.

Próximamente: www.itercriminis.com/281-2/ Entrevista a Ted Bundy.

 

 

Fuentes:
Imágenes:
1 Ted Bundy. Dominio público, archivo; Ted Bundy in court. Donn Dughi, State Archives of Florida, Florida Memory.