Bundy_FLA_8179Por los comentarios vertidos por profesores de los que Ted había sido alumno en la Universidad, se puede inferir que tenía un alto cociente intelectual. Era una persona implicada en la vida social, participando en una línea telefónica de apoyo a víctimas y en la vida política apoyando la candidatura republicana a las elecciones presidenciales.

Tenía una apariencia física atractiva, con buena presencia, además de ser una persona carismática que se expresaba de una manera elocuente.

Varios fueron los exámenes psiquiatras a los que fue sometido Ted Bundy, sin que exista una conclusión uniforme acerca de la posible patología que pudiera sufrir; Dorothy Otnow Lewis, profesora de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, lo diagnosticó de trastorno bipolar, retractándose después para afirmar que sufría un trastorno de personalidad múltiple. Otros profesionales que estudiaron a Bundy, lo consideraron un caso especial, era sádico, necrófilo, carente de sentimiento de culpa y con la necesidad de hacer daño a otros para obtener placer sexual. Leer más →