fear-1131143_1280

Como asegura Enrique Echeburúa y Cristina Guerricaechevarría, “El abuso sexual a menores es un problema universal que está presente, de una u otra forma, en todas las culturas y sociedades y que se contituye un complejo fenómeno resultante de una combinación de factores individuales, familiares y sociales. Lo que importa es que, en cualquier caso, supone una interfencia en el desarrollo evolutivo del niño y puede dejar unas secualas que no siempre reminten con el paso del tiempo.”

El real decreto 1110/2015, de 11 de diciembre, por el que se regula el Registro Central de Delincuentes Sexuales, surge como respuesta a la necesidad de prevenir y proteger a los menores frente a la delincuencia de naturaleza sexual, de conformidad con las normas nacionales y supranacionales, y acorde con los sistemas registrales de otros países de nuestro entorno.

El fin es crear y regular la organización y funcionamiento del Registro Central de Delincuentes Sexuales previsto en la Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, así como el régimen de inscripción, consulta, certificación y cancelación de los datos contenidos en aquél.

Por otra parte, se desarrolla un sistema que permite saber si aquellas personas que pretenden ejercer profesiones o actividades en las que exista un contacto habitual con menores, carecen  de condenas por delitos sexuales, en España y en otros países, recogiéndose en el real decreto el régimen de certificación, ya sea a instancia del propio interesado o de las Administraciones públicas con el consentimiento del interesado o su representante.

De esta manera se facilita la investigación e identificación de los autores de los delitos contra la libertad e indemnidad sexuales, así como la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, incluyendo la pornografía, con independencia de la edad de la víctima.

En este registro constarán los datos relativos la perfil genético de los condenados por delitos de naturaleza sexual así como la información penal que conste en el Registro Central de Penados.

Se crea un sistema de información, que no es público (el acceso directo se limitará a los órganos judiciales a los efectos de su utilización en los procedimientos y actuaciones de sus respectivas competencias, al Ministerio Fiscal y a la policía Judicial), acerca de la identidad, perfil genético y penas, impuestas a los condenados por estos tipos delictivos.

 Consultada la Base de datos de datos del Instituto Nacional de Estadística, en relación a los adultos condenados durante el año 2014 por abusos y agresiones sexuales a menores de 13 años, arroja la cifra de 225 menores. Se expedirá un certificado que permite acreditar la carencia de delitos de naturaleza sexual o la existencia de los mismos.

estadística abusos

Para tramitar y gestionar el “Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual”, está habilitado un sitio web del Ministerio de Justicia, en el que cualquier persona física mayor de edad puede solicitar o presentar dicho certificado, de forma gratuita. La solicitud y entrega de los certificados podrá hacerse preferentemente por medios electrónicos, de conformidad con la ley 11/2007 de 22 de junio.

http://www.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Portal/es/ciudadanos/tramites-gestiones-personales/certificado-delitos

Bibliografía:

Estadística de condenados:  http://www.ine.es

ECHEBÚRUA, Enrique y GUERRICAECHEVARRÍA, Cristina.Abuso sexual en la infancia: víctimas y agresores. Un enfoque clínico. Barcelona, Ariel, 2ª ed. (2005).

Real decreto 1110/2015, de 11 de diciembre, por el que se regula el Registro Central de Delincuentes Sexuales.

Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia.