En los últimos meses se han disparado los casos de secuestros virtuales en España, lo que ha llevado a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad a dar unas medidas de autoprotección con el fin de evitar que los ciudadanos caigan en esta estafa.

Los llamados secuestros virtuales consisten en llamadas que hacen los estafadores en las que intentan hacer creer que un familiar cercano de la victima (hijo, pareja, etc) ha sido secuestrado y le reclaman una cantidad de dinero que suele oscilar entre 2000 y 10000 Euros para que sea liberado. Cabe destacar que los delincuentes no tienen retenida a ningún familiar, de hecho las llamadas suelen ser hechas desde fuera de España.

Muchas de estas llamadas son realizadas desde prisiones de Chile, en las que los presos tienen acceso a teléfonos móvil. Estos estafadores para aumentar la angustia de la victima e intentar que esta abone el rescate con más premura, fingen la voz de la persona que dicen tener secuestrada, escuchándose gritos de fondo, como si el familiar estuviera sufriendo algún tipo de daño. Las provincias de Madrid, Valencia, Toledo, Córdoba y Asturias, Salamanca y Castellón son las que reciben más llamadas telefónicas con este tipo de estafa, siendo muy posible que los criminales tengan acceso a guías telefónicas españolas o usen listados telefónicos disponibles en Internet.

Hay que tener especial cuidado con la información que se publica en las redes sociales, ya que aunque la persona que lo publica piensa que solo esta accesible para familiares y amigos, un delincuente puede extraer importante información con la que extorsionar a la poco precavida victima.

Recomendaciones de la Policía Nacional:

  1. No descuelgue llamadas que no espera con prefijo 0056 o +56 o con número oculto.
  2. Desconfíe si le dicen que han secuestrado a un familiar, incluso si se pone otra persona o se escuchan voces de fondo: no son su familiar.
  3. Mantenga la calma ante la presión ejercida por el falso secuestrador, que usará violencia verbal de cualquier tipo.
  4. Compruebe la información que le están aportando los falsos secuestradores.
  5. No realice ningún pago, le exigirán un pago rápido para no dar tiempo a localizar al familiar, no envíe ningún dinero.
  6. No facilite datos personales y tampoco los publique en redes sociales.
  7. Avise a la Policía Nacional (091) e intente localizar al supuesto secuestrado por otra línea, así como grabar la llamada maliciosa.

Recomendaciones de la Guardia Civil:

  1. Mucha precaución con llamadas entrantes con prefijos desconocidos o numeración oculta.
  2. Una vez atendida una llamada extorsiva mantener en todo momento calma y serenidad.
  3. Escuchar y dejar hablar a nuestro interlocutor, grabando la conversación si es posible.
  4. No facilitar nunca durante la llamada datos personales, familiares, de ubicación o de contacto.
  5. Dejar siempre una línea de telefonía libre para intentar localizar a la supuesta víctima y/o avisar a Guardia Civil, simultáneamente.
  6. Intentar realizar alguna pregunta muy personal de la víctima que le permita, en base a la contestación, concluir que es un falso secuestro.
  7. No efectuar nunca por nuestra cuenta pagos monetarios o entregas de efectos de valor requeridos por el extorsionador.
  8. No dudar en cortar la comunicación. Posiblemente desistirán y buscarán otra posible víctima.
  9. Escribir inmediatamente todo lo que se recuerde y denunciar siempre los hechos a la Guardia Civil.
  10. Controlar los datos volcados en las redes sociales y evitar encuestas en las que se pregunte por datos personales. Estos datos pueden ser utilizados por los criminales para hacernos creer que se trata de un secuestro real.

La Policía Nacional publicó un vídeo en el que muestra un fragmento de una llamada con el fin de concienciar a los ciudadanos, el cual se puede ver a continuación.

Si deseas publicar un artículo en IterCriminis.com no dudes en contactar con nosotros utilizando Twitter, Facebook o el formulario de contacto de la web.
Enlaces de interés:

Web Policía Nacional

Web Guardia Civil